Cocina en forma de L

Existen varias distribuciones para una cocina, pero cada una de ellas se adapta según la forma y superficie de ésta. En este post vamos a comentar cuando es mejor optar por una cocina en forma de L frente a otras opciones.

En Grupo Inventia contamos con un departamento especializado en reformas de cocina y antes de comentar estos detalles, compartimos un vídeo con algunas de las que hemos llevado a cabo en los últimos meses.

Estancia propia

La distribución de cocina en forma de L funciona muy bien cuando esta ocupa una estancia propia, es decir, cuando la cocina no está abierta al resto de la casa. Esto se debe a que el mueble de cocina se ubicara pegado a las paredes, liberando así el resto del espacio.

Gracias a ello contaremos con una cocina en la que todos sus elementos podrán estar agrupados en secciones, algo que nos aportará mucha funcionalidad a la hora de hacer uso de ellos.

Ubicar el equipamiento

Con una cocina distribuida en L dispondremos de dos tramos, uno más alargado que el otro. Será en el tramo más reducido donde podremos colocar los electrodomésticos, un conjunto formado por nevera, horno y microondas. Éstos irán encastrados, con lo que aprovecharemos al máximo el espacio disponible y no necesitaremos ocupar superficie de encimera.

El tramo más alargado, o principal, nos aportará una amplia superficie de apoyo y de trabajo, ya que podremos colocarlo de extremo a extremo. Sobre éste instalaremos el fregadero y la placa de cocción. Para redondearlo todo, esta es una distribución que nos permite colocar armarios y cajones para el almacenaje tanto en la parte inferior como superior de la encimera.

Reforma de cocinas en Barcelona

En Grupo Inventia te ofreceremos las mejores opciones para que tu reforma de cocina disponga de todo aquello que necesites. Puedes solicitar tu presupuesto y te lo entregaremos de forma gratuita y sin compromiso.